20 de marzo de 2020

Este año, el árbol de la primavera trae brotes y flores enfermas. Muchos son los eventos que ya han sufrido a consecuencia de la COVID-19, y solo el tiempo dirá cuántos más se han de unir a la lista de bajas. De haber tenido este año una agenda normal, ayer, por ejemplo, se hubiera celebrado el día culmen de las fallas en València, con la quema de los gigantescos monumentos que habrían adornado las calles en los días precedentes. Pero, desafortunadamente, desde el punto de vista de la historia vivimos tiempos interesantes.

20 de marzo de 2020

El sol despierta en la mañana fresca,
de primavera pintando el paisaje.
Gomas rodando en concurrida calle,
botas raspando la inclinada acera.
Desde mi ventana, la vida acecha
con el verde manto de su ramaje,
con pinceladas de flores vivaces
y con la juventud más pizpireta.
En la mañana fresca, día ochenta,
desde mi ventana despierta el sol;
sin ese olor de las hogueras muertas,
sacrificios del levante español;
con el fantasma de una primavera
que se proyecta desde mi interior.

creativeCommons

Pablo Fernández de Salas

Un comentario sobre “20 de marzo de 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s