«Bip» (poema interrumpido)

La exposición a las redes sociales es, a día de hoy, inevitable. Incluso quienes no participan en ellas y se limitan a ser espectadores de su movimiento se ven arrastrados por sus aguas. Está muy bien poder comunicarse con una persona que se encuentra a kilómetros de distancia como si compartiera nuestro sofá, pero las aguas de las redes traen consigo una erosión importante. Entre los efectos de dicha erosión se encuentra un detrimento de nuestra paciencia, que desaparece tan rápido como el torrente la arrastra, apático e imperturbable. Todos queremos acceder a la información cuanto antes, y todos queremos que nuestra opinión (o nuestro mensaje) llegue al destinatario, a ser posible, antes incluso de que lo hayamos enviado. Ya. Ahora. Pronto. Más rápido. El problema está en que, así como defendemos nuestra exigencia por un acceso inmediato a la información y una respuesta instantánea a nuestros mensajes, con la misma urgencia se nos exige estar disponibles para satisfacer las necesidades de otros. Y hay acciones que requieren esa quietud que está abandonando nuestro día a día, acciones tan sencillas como pensar, leer o escribir.

Poema interrumpido

A escribir siento mis dedos
sobre el lomo de un romance,
su alterna rima surgiendo,
la voz que afina su cante.
Inspiran, se posicionan,
predispuesto su talante…

Bip.

Los dedos buscan la rima
tras una excursión muy breve;
la pantalla a su costado,
su luz ya se desvanece.
A explorar vuelven los cinco
bajo el temprano relente,
el cazapalabras listo
para tamizar la mente.
Palabras de desamor…

Bip.

La luna guiña su rostro
mientras los dedos la miran;
hoy no se irán de cervezas
porque hoy prefieren la rima;
una rima de ocho pasos,
de ocho latidos sin vida;
ocho recuerdos cercanos…

Bip.

Los recuerdos se alejan,
descuidada y de par en par la puerta.
Al regresar los dedos
a los rotos del trance
deciden por consenso:
esta no va a ser noche de romance.
Puede que en las arenas de una silva
encuentren el consuelo,
la paz y la tranquilidad que sueñan…

Bip.

(Ignoran la llamada).
La paz y la tranquilidad que sueñan,
el aislamiento con sus cuatro hermanos,
en las desiertas dunas…

Bip.

… de endecasílabos y heptasilábicos
vientos liberados de ligaduras…

Bip.

… Vientos liberados de distracciones…

Bip.

Incómodo el silencio
frente a la espera.
La luz y su reclamo
ciegan las letras.
Desconsolados,
los poetas tuitean
su desamparo.

Bip.

cropped-mifirmapfds-margenes-1.pngcreativeCommons

Pablo Fernández de Salas

6 comentarios sobre “«Bip» (poema interrumpido)

  1. ¿Qué tal, Pablo? He estado un poco ausente estos meses, pero veo que sigues escribiendo tan genial como siempre.
    Comparto tu reflexión…yo hace años que me salí de las redes sociales, pero aún así sigo sintiendo su influjo. Creo que el peaje que nuestro cerebro está pagando por tanta inmediatez, impaciencia e interrupción es demasiado alto. El tiempo nos dará la razón…o no. Veremos.
    Un abrazo súper fuerte y gracias por seguir escribiendo 🙂

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s